lunes, diciembre 05, 2005

Factores de cohesión


El progreso de las sociedades contemporáneas hacia fórmulas de relación social más basadas en la libertad individual es un hecho positivo, que tiene aspectos que pueden parecer negativos o incluso resultarlo. Uno de ellos es la pérdida de cohesión social. Como en todos los grandes cambios, aparecen nuevas formas de relación y se pierden las preexistentes. Esta dinámica supone un trauma para los sectores más reacios al cambio o los más desvalidos. La percepción es de un cierto vértigo.
Durante la reciente ola de agresividad urbana en Francia, políticos y analistas han echado en falta elementos de cohesión social. Uno de ellos ha sido la desaparición del servicio militar. Las sociedades han ido prescindiendo de la antigua mili, que servía de elemento integrador, sin haberla sustituido por otras prestaciones. Esto ha hecho que se postule la implantación de un servicio cívico, que obligue a hombres y mujeres jóvenes.
La Constitución española preveía ya la posibilidad de establecer un servicio civil para fines de interés general. En el espíritu del legislador latía la voluntad de ligar el ejercicio de los derechos al cumplimiento recíproco de los deberes, un nexo imprescindible para el pleno ejercicio de la ciudadanía. Pero no se trata sólo de sustituir el servicio militar. Hay otros elementos que han jugado una función vertebradora que, por diversas razones, se encuentran más o menos en crisis. Fenómenos como las nuevas formas familiares, el desapego religioso y político, la crisis educacional, la pérdida del vigor vecinal o la desaparición de plataformas de todo tipo de solidaridades han emergido.

La Vanguardia
© The New York Tymes Syndicate

Obviamente no es mio, pero parece interesante que cuando no hay empatía o preocupación por los demás, los efectos colaterales son mas negativos que el solo individualismo.

1 Comments:

Blogger Jorge Andrés Gómez A. said...

Interesante artículo compañero, me parece que es pertinente para los tiempos de hoy, donde la atomización del cuerpo social pone en peligro el denominado Bien Común, porque éste se sustenta en la constante relación entre los individuos y más aún en el interés mutuo. Aunque si lo vemos desde la Economía Política, el bien común sólo sería posible si el interés individual es maximizado, es decir, si todos nos interesamos por nuestra individualidad, fortalecemos el bien común. La pregunta es si consideramos lo que ocurre hoy ¿Se ha fortalecido el Bien Común?

5:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home